Britney Spears

Britney Spears

02 de Diciembre de 1981

Nace Britney Jean Spears en McComb, Misisipi, conocida como Britney Spears, cantante, bailarina, compositora, modelo, actriz, diseñadora de modas, empresaria y programadora. Comenzó a actuar desde niña, a través de papeles en producciones teatrales. Adquirió fama durante su niñez al participar en el programa de televisión The Mickey Mouse Club (1992). En 1997 firmó con Jive Records y dos años más tarde lanzó su álbum debut, …Baby One More Time, el álbum más vendido de una solista adolescente. En el 2000, lanzó su segundo álbum, Oops!… I Did It Again, que vendió 1.3 millones de copias en su primera semana de lanzamiento en Estados Unidos. Durante su primera década en la industria, Spears se convirtió en una figura prominente en la música pop y en la cultura popular. Sus primeros dos álbumes la establecieron como un ícono pop y rompieron récords de ventas, mientras que canciones como «…Baby One More Time» y «Oops!… I Did It Again» se convirtieron en éxitos internacionales. Los especialistas la acreditaron como la principal fuerza impulsora detrás del renacimiento que experimentó el pop adolescente a finales de la década de 1990 y la catalogaron como la mejor artista adolescente de todos los tiempos antes de cumplir los 20 años, por lo que la honorificaron con el título de la «Princesa del Pop». Su influencia en la industria es considerada como el punto de inflexión de los grupos y bandas de los 90s a la edad dorada de las solistas femeninas del siglo XXI.

En 2001 lanzó su tercer álbum, Britney, del que se desprendió el éxito «I’m a Slave 4 U» y debutó en el cine con un papel protagónico en la película Crossroads (2002). En 2003, recibió a sus 21 años una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, convirtiéndose en la cantante más joven en recibirla. Ese mismo año asumió el control creativo de su cuarto álbum, In the Zone, el que generó los éxitos «Me Against the Music», «Toxic» y «Everytime». Tras el lanzamiento de su primer álbum de grandes éxitos, Greatest Hits: My Prerogative, con sencillos como «My Prerogative» y el álbum de remezclas B in the Mix: The Remixes, Spears sufrió una serie de problemas personales y su carrera entró en receso. En 2007, volvió a la industria musical con su quinto álbum de estudio, Blackout, el que además de ser elogiado por la crítica, generó los éxitos «Gimme More» y «Piece of Me», pese a recibir una escasa promoción. En 2008, su comportamiento errático y sus hospitalizaciones la llevaron a estar bajo tutela. A finales del mismo año, lanzó su sexto álbum de estudio, Circus, del que se desprendieron los éxitos «Womanizer» y «Circus». En 2009, se embarcó en su gira más ambiciosa, The Circus Starring: Britney Spears, que a nivel mundial se alzó como la quinta de mayor éxito comercial de ese año, con $131,8 millones de dólares recaudados y a finales de ese mismo año lanzó su segundo álbum de grandes éxitos, The Singles Collection, liderado por el sencillo «3».

En 2011, lanzó su séptimo álbum de estudio, Femme Fatale, el que generó los éxitos «Hold It Against Me», «Till the World Ends» y «I Wanna Go», y colaboró en una remezcla del éxito «S&M» de la cantante Rihanna. En 2012 participó como jueza en el programa The X Factor USA y colaboró con will.i.am en el éxito «Scream & Shout». En 2013, lanzó el sencillo «Ooh La La», tema de la película Los Pitufos 2. Posteriormente se publicó «Work Bitch», el primer sencillo de su octavo álbum de estudio, Britney Jean, que se lanzó en diciembre de 2013. Ese mismo mes anunció su primera residencia de conciertos de cuatro años, Britney: Piece of Me, que se lleva a cabo en el Planet Hollywood Resort & Casino de Las Vegas. En 2015 publicó el sencillo «Pretty Girls», que cuenta con la colaboración de la rapera australiana Iggy Azalea. En 2016 lanzó su noveno álbum de estudio, Glory, que fue antecedido por el sencillo «Make Me…».

A nivel mundial, Spears ha vendido más de 200 millones de discos, lo que la convierte en una de las artistas musicales con mayores ventas de la historia. Según la Recording Industry Association of America (RIAA), desde su debut, Spears es una de las artistas femeninas que ha vendido más grabaciones a nivel mundial y la octava mujer a nivel general en Estados Unidos, con 34 millones de copias certificadas. Hasta marzo de 2014, había vendido más de 34.7 millones de álbumes y 31.3 millones de descargas de canciones solo en los Estados Unidos, donde además es la artista femenina que vendió más álbumes durante la década de 2000. En el Reino Unido ha vendido 3 millones de álbumes y 12 millones de sencillos, y es la quinta solista femenina con mayores ventas de sencillos en la historia. Spears ocupó el primer lugar en la lista de Forbes de las cien celebridades más poderosas e influyentes en el mundo en el año 2002 y es también la octava cantante más mencionada en Internet, según la misma revista. Spears es también una de las cantantes más premiadas en la historia, solo detrás de artistas como Michael Jackson o Whitney Houston. También es la séptima artista más buscada en la historia de YouTube. Su éxito en la industria de la música le ha llevado a incursionar en la industria de los perfumes, además de lanzar su propia línea de lencería bajo el nombre The Intimate Britney Spears. La revista Variety afirmó que gracias a los endosos de sus productos y su carrera musical, Spears había creado un Billion-Dollar Empire, mientras que fue citada en noveno lugar al lado de otras mujeres del entretenimiento en lograr dicha cifra.

Se crió en Kentwood, Luisiana. Es la segunda hija de Lynne Irene Spears (née Bridges) y James Spears Parnell. Ella es de ascendencia inglesa por parte de su abuela materna, que nació en Londres, y tiene ascendencia maltesa distante. Tiene un hermano mayor, Bryan James (n. 1977) y una hermana menor, Jamie Lynn (n. 1991). A los tres años, comenzó a asistir a clases de baile en su ciudad y fue seleccionada para realizar un solo en el recital anual. Durante su infancia, también asistió a clases de gimnasia y de canto, y ganó varios concursos a nivel estatal y en programas para niños talento. Spears hizo su debut en los escenarios locales a los cinco años, cantando “What Child Is This?” en su graduación de preescolar. Ella dijo acerca de su ambición cuando era niña, “yo estaba en mi propio mundo, […] me enteraba de lo que debía hacer a una edad temprana”.

A la edad de seis años, Spears y su madre Lynne viajaron a Atlanta, Georgia para una audición para la nueva temporada del programa The All New Mickey Mouse Club. El director de casting, Matt Cassella, la rechazó por ser demasiado joven para unirse a la serie en ese tiempo, pero le presentó a Nancy Carson, una agente de talentos de Nueva York. Carson estaba impresionada con la voz de Spears y sugirió su inscripción en la Professional Performing Arts School de Nueva York, poco después, Lynne y sus hijas se mudaron a un apartamento de esa ciudad. Spears fue contratada para su primer papel profesional, como suplente para el papel principal de Tina Denmark en el musical Off-Broadway!, Ruthless. En 1992, Spears hizo su primera aparición en televisión como concursante en el programa Star Search cantando “Love Can Built a Bridge” donde perdió y “I Don’t Care” con la cual ganó, a la vez apareció en una serie de comerciales televisivos.

Spears realizó una segunda audición a los once años de edad, para la temporada seis de The All New Mickey Mouse Club (M.M.C) donde esta vez fue aceptada en diciembre de 1992. El programa se estrenó con gran éxito en el cual Spears fue una Mouseketeer presentadora de sketches de comedia y de múltiples canciones en vivo junto al elenco, donde conoció a las futuras estrellas pop Christina Aguilera y Justin Timberlake y a los actores Ryan Gosling y Keri Russell. Sin embargo, el programa fue cancelado al final de la temporada siete en 1994. Spears regresó a Kentwood y se matriculó en la Academia Parklane en las cercanías de McComb, Misisipi. A pesar de que hizo amistad con la mayoría de sus compañeros de clase, comparó su escuela con “la escena de apertura de Clueless con todos los grupos sociales. […] Estaba tan aburrida. Yo era la armadora del equipo de baloncesto. Tuve mi novio, y me fui al baile de Navidad formal. Pero quería más”.

En junio de 1997, Spears estaba en conversaciones con el mánager Lou Pearlman para unirse a un grupo de teen pop femenino llamado, Innosense. Lynne, su madre, le preguntó a un amigo de la familia y abogado del mundo del entretenimiento, Larry Rudolph, su opinión y presentó una cinta de Spears cantando en una canción karaoke de Whitney Houston, junto con algunas fotos. Rudolph decidió que quería que audicionara para las discográficas, por lo que necesitaba un demo profesional. Él envió a Spears una canción no utilizada de Toni Braxton que ensayó durante una semana y grabó su voz en un estudio con un ingeniero de sonido. Spears viajó a Nueva York con el demo y se reunió con ejecutivos de cuatro discográficas, volviendo a Kentwood el mismo día. Tres de las disqueras la rechazaron, argumentando que el público quería bandas de pop como los Backstreet Boys y las Spice Girls, y “no iba a ser otra Madonna, otra Debbie Gibson, u otra Tiffany”. Dos semanas más tarde, los ejecutivos de Jive Records le devolvieron la llamada a Rudolph. El vicepresidente de A&R, Jeff Fenster señaló sobre la audición de Spears: “Es muy raro escuchar a alguien de esa edad que pueda entregar el contenido emocional y el atractivo comercial. [… ] Para cualquier artista, la motivación, el -‘ojo de tigre’- es extremadamente importante. Y Britney tiene eso”. Empezó a trabajar con el productor Eric Foster White durante un mes, quien dijo formó su voz “más baja y menos popera”, sin lugar a dudas es Britney”. Ella interpretó «I Have Nothing» (1992) de Whitney Houston a los ejecutivos y fue contratada por la disquera. Después de escuchar el material grabado, el presidente Clive Calder, ordenó un álbum completo. Spears había previsto originalmente música como la de Sheryl Crow, pero más joven y más adult contemporany, pero se sentía bien con los productores de su disquera, puesto que “tenía más sentido irme hacia el pop, porque puedo bailarlo, es más de mí”. Voló a los Cheiron Studios en Estocolmo, Suecia, donde la mitad del álbum fue grabada, de marzo a abril de 1998, con los productores Max Martin, Denniz Pop y Rami, entre otros.

A finales de 1998, el sello discográfico Jive Records lanzó «…Baby One More Time», el sencillo debut de Britney Spears, compuesto y producido por el prestigioso letrista y productor sueco, Max Martin. Respaldado por un videoclip dirigido por Nigel Dick, en el que la cantante, de entonces 16 años de edad, fue mostrada cantando y bailando como una alumna de un colegio católico; «…Baby One More Time» se convirtió en un éxito número 1 en más de 20 países, incluyendo a Estados Unidos, donde Spears se convirtió en una de las pocas artistas femeninas que logró que su sencillo debut alcanzara el número 1 del Billboard Hot 100, la principal lista musical de canciones del país. Tras ello, en enero de 1999 fue lanzado su álbum debut, …Baby One More Time, que consistía de canciones dance pop y baladas, respaldadas, en su mayoría, por Eric Foster White y Max Martin.

De …Baby One More Time se desprendieron otros dos sencillos: «Sometimes» y «(You Drive Me) Crazy», de los cuales este último, además de formar parte de la banda sonora de la película Drive Me Crazy (1999), se convirtió en el segundo top 10 de la cantante en el Billboard Hot 100. A éstos le siguieron «Born to Make You Happy», que se lanzó fuera de Estados Unidos y se convirtió en su segundo éxito número 1 en el Reino Unido y finalmente «From the Bottom of My Broken Heart» que tuvo un éxito moderado en las listas. En junio de 1999, Spears comenzó su gira …Baby One More Time Tour, que continuó hasta septiembre del mismo año y con la cual se presentó en varias ciudades de Estados Unidos y Canadá.

Con todo, …Baby One More Time ha vendido más de 30 millones de copias a nivel mundial, con 14 millones de ellas certificadas por la Recording Industry Association of America (RIAA), en Estados Unidos. El éxito de Britney Spears desencadenó el surgimiento de varias cantantes jóvenes de pop, como Christina Aguilera, con quien sería rivalizada constantemente por los medios. Por su parte, Spears se convirtió en una superestrella solicitada por innumerables revistas y en la cantante más joven que logra que tanto su sencillo como su álbum debut alcanzaran el número uno de los rankings de Billboard simultáneamente. Tras ello, la cantante recibió dos nominaciones en los Premios Grammy de 2000 por mejor interpretación vocal pop femenina y mejor artista nuevo, que no ganó ninguna de ellas.

Tras el arrollador éxito de su debut, Spears lanzó su segundo álbum de estudio, Oops!… I Did It Again, en mayo de 2000, el que siguió la misma línea de su antecesor, con canciones dance pop y baladas sentimentales. Por su parte, los créditos de este reclutaron nuevamente a Max Martin, así como a Rodney “Darkchild” Jerkins, a la cantante Shania Twain y a su productor Robert “Mutt” Lange.

Su promoción involucró a cuatro sencillos: «Oops!… I Did It Again», «Lucky», «Stronger» y, fuera de Estados Unidos, «Don’t Let Me Be the Last to Know»; además de la gira musical internacional de la cantante, Oops!… I Did It Again Tour, con la cual se presentó por primera vez en ciudades de Europa y generó ganancias mayores a los $40,5 millones. Por su parte, el primer sencillo, «Oops!… I Did It Again», se convirtió en un éxito número 1 en varios países y llegó al número 9 en el Billboard Hot 100, además se convirtió en uno de los sencillo más vendidos de las últimas décadas, tras registrar ventas superiores a las 6,7 millones de copias a nivel mundial.

El álbum debutó en el número uno del Billboard 200, al vender 1.3 millones de copias en su primera semana en Estados Unidos, convirtiéndose en el álbum de una artista femenina más rápidamente vendido en su primera semana de lanzamiento en esa época. En suma, las ventas mundiales de Oops!… I Did It Again ascendieron a más de 24 millones de copias, de las cuales 10 millones de ellas fueron certificadas con disco de diamante por la RIAA, en Estados Unidos. A ello le siguieron dos nuevas nominaciones en los Premios Grammy de 2001 por mejor álbum de pop vocal y mejor interpretación vocal pop femenina, ninguna de las cuales ganó.

Tras iniciar su carrera, Britney fue reconocida como una de las causas del auge del pop adolescente en la década de 1990. El periódico Yomiuri informó que “los críticos musicales la han aclamado durante muchos años como el más talentoso ídolo del pop adolescente, pero Spears ha puesto sus ojos un poco más alto, se propone alcanzar el nivel de estrellato que han logrado Madonna y Janet Jackson»”. Rob Sheffield de Rolling Stone escribió: “Britney Spears lleva a cabo el arquetipo clásico de la reina adolescente del rock & roll, la muñeca de peto, la niña ángel que sólo tiene que hacer una escena”. Después del lanzamiento de su álbum debut, Chuck Taylor de Billboard observó: ” Britney se ha convertido en una artista consumada, con movimientos de baile ágiles, con una voz obviamente joven y de estilo Funk…” “En (You Drive Me) Crazy, su tercer sencillo […] se demuestra el propio desarrollo de Spears, mostrando que a los 17 años de edad está encontrando su personalidad vocal después de muchos meses de práctica y trabajo constante”. Stephen Thomas Erlewine de All Music Guide se refirió a su música como una mezcla infecciosa de rap, dance, pop y de suaves baladas.” En Oops!… I Did It Again, así como en algunos de sus álbumes posteriores, se vieron trabajos de Spears con varios productores R&B, dando lugar a “una combinación de bubblegum pop, soul urbano y raga.”. Su tercer álbum de estudio, Britney, se originó del mercado del teen pop, “rítmica y metódicamente… más nítido, más agresivo de lo que se vio anteriormente. Lo que solía ser descaradamente trivial ahora tiene algo de música disco, apoyado por la propia determinación valiente de Spears que ayuda a vender anzuelos más atractivos que los de sus dos anteriores discos.”

Spears posee actualmente una voz del tipo soprano soubrette.Antes de alcanzar la fama, ella describió haber tenido al cantar “una voz mucho más profunda que su reconocible y característica voz de hoy en día”. Eric Foster White, que trabajó con Spears para su álbum debut …Baby One More Time, dijo que luego de haber firmado con Jive Records, “le había dado forma a su voz en el curso de un mes, hacia lo que es hoy en día: la distintiva e inconfundible Britney”. Rami Yacoub, co-productor de su álbum debut junto al escritor Max Martin, comentó: “Sé por Denniz Pop y por las producciones anteriores de Max, que cuando hacemos canciones, hay una especie de cosa nasal que usamos. Con N Sync y los Backstreet Boys, hemos tenido que presionar para obtener ese tipo de voz nasal. Cuando Britney lo hizo, ella consiguió este tipo de voz ronca y sexy”. Guy Blackman del periódico The Age escribió: “lo que sucede con Spears es que sus canciones más grandes […] siempre han sido convincentes debido a su entrega, su compromiso y su presencia”. El productor William Orbit, quien colaboró con Spears en su álbum Britney Jean, declaró con respecto a su voz: “[Britney] no se hizo grande sólo porque hiciera grandes shows; llegó a serlo porque su voz es única: escuchas dos palabras y ya sabes quién está cantando”. Al igual que con otras estrellas del pop orientadas al baile, se ha informado ampliamente del uso de playback (sincronía de labios) de Spears en sus conciertos. El autor Gary Giddins escribió en su libro “Natural selection: Gary Giddins on comedy, film, music, and books (2006)” que entre los artistas más acusados de mover los labios mientras la máquina hace el trabajo son Britney Spears, Luciano Pavarotti, Shania Twain, Beyoncé, y Madonna.” El crítico Allan Raible se burló de su excesivo uso de efectos digitales, sobre todo del efecto robot que crea. “Ella nunca ha sido una gran vocalista” escribió Raible […] El objetivo principal sigue siendo su imagen.” Del mismo modo, Aline Mendelsohn del Orlando Sentinel señaló: “Pongamos las cosas claras: Un concierto de Britney Spears no se trata de la música… hay que recordar que se trata de la vista, no del sonido.”

De acuerdo a Spears, los tres artistas que realmente la inspiraron son: Madonna, Michael Jackson y Janet Jackson. A lo largo de su carrera, Spears ha sido comparada, frecuentemente, con las cantantes Madonna y Janet Jackson. Ello, en términos de voz, coreografía y presencia escénica, y dado que la propia Spears les ha citado como «influencias», debido a que desde que era pequeña que le gustaba apreciarlas. Pese a ello, desde un comienzo la cantante consideró que también tuvo su propia identidad. Aunque Spears también ha catalogado al cantante Michael Jackson como una «fuente de inspiración» para sí, los críticos han sido categóricos y han señalado que «el Jackson que persigue Britney no es Michael, sino Janet». Respecto a Madonna, en el libro Madonnastyle, de Carol Clerk, se cita una declaración de Spears: «He sido una gran fan de Madonna desde que era una niña. Realmente me gustaría ser una leyenda como ella. Sus coreografías, definitivamente, dieron la oportunidad a las niñas para atreverse a hacer lo suyo».

Varios críticos han argumentado que Spears no debe ser encasillada en la misma categoría de talento de Madonna o Janet Jackson. Ello, dado a que al examinar su nivel de habilidad, se cuestiona lo que tiene en común con dichas cantantes. Al respecto, periodistas como Erika Montalvo y Jackie Sheppard, del periódico Rocky Mountain Collegian, han señalado que algunos pueden argumentar que más que una buena cantante, Britney Spears es un «ícono cultural importante». Paralelamente, Joan Anderman, de Boston Globe, sostiene que «trece cambios de ropa en 90 minutos no la bendicen con la elegancia o el barómetro cultural de Madonna»; y que «en el proceso de creación de un ejército de cortes R&B, sus productores no la harán acreedora ni del sentido del humor, ni de la sonrisa sincera de Janet Jackson».

De manera particular, en las reseñas de su tercer álbum de estudio, Britney, reporteros como Ed Bumgardner señalaron que la cantante tomó señales de Madonna y Janet Jackson para iniciar su definitiva transición de cantante de pop adolescente a símbolo sexual. Paralelamente, editores como Shane Harrison señalaron que desde el lanzamiento de dicho álbum se sentía que Britney Spears había tomado tanto la habilidad de Janet Jackson para incorporar cuestiones personales y sociales en su trabajo, como la capacidad de Madonna para redefinir, de manera constante, los límites de un material socialmente aceptable en la industria musical.

Britney Spears se convirtió en un ícono de la música pop inmediatamente después de haber lanzado su álbum debut. La revista Rolling Stone escribió: “Spears es una de las artistas más controvertidas y exitosas del siglo XXI, Britney Spears no solamente es un ídolo del pop… ella creó la inocencia con un poco de sexualidad”.

La Revista Billboard escribió: “Britney es más que una cantante pop, su legado es comparado al de los más grandes como Michael Jackson, Elvis Presley, The Doors y The Beatles, probablemente ella y Madonna son las mujeres más grandes en la historia”.

El éxito de la residencia Britney: Piece of Me destacó un cambio tanto en la cultura y la demografía de la franja de Las Vegas después de su inauguración en diciembre de 2013. Spears ya se ha acreditado por haber jugado un papel vital en la expansión de la vida nocturna y la atracción de multitudes más jóvenes de la ciudad. Spears ha sido considerada como una pionera en Las Vegas, siendo el primer gran artista de corriente principal del pop a aceptar una oferta de la residencia en la ciudad. Desde el debut de la residencia, otros artistas importantes, como Jennifer Lopez, Mariah Carey, Ricky Martin y Bruno Mars han seguido los pasos de Spears y han aceptado la oferta de realizar sus propias residencias.

El término de su relación sentimental con el cantante Justin Timberlake causó un gran revuelo en los medios de comunicación en marzo de 2002,no obstante y rodeados de muchos rumores de infidelidad, ninguno de los dos especificó la razón de la separación. Cuando Justin lanzó el sencillo “Cry Me a River” en 2003, se especuló que la letra de la canción tenía relación directa con su separación con Britney y una supuesta infidelidad por parte de ésta. La versión cobró importancia al estrenarse el vídeo musical de la canción, puesto que aparecía un triste Justin, acompañado de una mujer rubia, muy similar a Britney, en un ambiente lluvioso y melancólico.

Con respecto a la enigmática virginidad de Spears, todo quedó claro cuando Timberlake le concedió una entrevista a Barbara Walters en noviembre de 2002, donde aseguró que él había sido el primer hombre de Britney. En agosto de 2003, Spears hizo sus descargos en la revista W, aclarando: “Solo me he acostado con una persona en toda mi vida. Fue al cabo de dos años de haber comenzado mi relación con Justin. Yo pensé que él era el elegido, pero me equivoqué. Nunca pensé que iría a lo de Bárbara Walters para traicionarme”. Meses más tarde, cuando ella promocionaba su álbum In the Zone en el programa especial de MTV, In the zone and out all night, sugirió que el pene de Timberlake tenía un reducido tamaño, no como los medios de comunicación creían.

El 3 de enero de 2004, Spears se casó en Las Vegas con Jason Allen Alexander, un amigo de la infancia. La boda tuvo lugar en la Little White Wedding Chapel. Sin embargo, 55 horas más tarde, la pareja anuló su matrimonio. Muchas fuentes afirman que Spears y Jason habían ingerido bebidas alcohólicas durante aquella noche, por lo que no eran conscientes de lo que hacían.

Spears se casó con el bailarín Kevin Federline el 18 de septiembre de 2004 en Los Ángeles, California, del que pidió el divorcio en noviembre de 2006, el proceso de divorcio terminó a mediados de 2007. La legitimidad de la boda fue criticada. Un representante del condado de Los Ángeles confirmó que la pareja había registrado su licencia matrimonial dentro de diez días tras la fecha de la ceremonia y que estaban legalmente casados.

Spears anunció en su página web en abril de 2005 que estaba embarazada de su esposo, Kevin. El 14 de septiembre de 2005, la cantante dio a luz a su primer hijo, Sean Preston.

Posteriormente, en mayo de 2005 fue emitido por el canal UPN su reality show, en el que sus seguidores pudieron ser testigos de cómo conoció a Kevin Federline y finalmente se casaron. Dicho reality lleva el título Britney and Kevin: Chaotic, utilizando el eslogan Can you handle our truth? (¿puedes soportar nuestra realidad?). El programa cuenta con 6 episodios, el primero y el último de 1 hora y los demás de media hora cada uno.

Su segundo hijo, Jayden James, nació el 12 de septiembre de 2006 en Los Ángeles mediante una cesárea, pesando alrededor de tres kilos. La cantante, estuvo acompañada por su madre, Lynne Spears; y su hermana, Jamie Lynn Spears. Además, también estuvo a su lado su esposo.

Spears se encontraba planeando su boda con su comprometido y exrepresentante, Jason Trawick, sin embargo anularon su compromiso en enero de 2013. A pocos meses de haber terminado su relación, la intérprete inició un noviazgo con David Lucado, aunque en agosto de 2014 se anunció que habían finalizado tras 18 meses juntos.

Al término de la promoción de su cuarto álbum de estudio, In the Zone y tras el lanzamiento de un álbum recopilatorio en 2004, y después de iniciar una relación, comprometerse y finalmente casarse con el bailarín Kevin Federline, todo esto en un período inferior a seis meses, la vida personal de Spears se transformó en un blanco muy demandado de la prensa rosa y los paparazzi. Por esas fechas, la vida y cada uno de los movimientos de Spears ya eran seguidos desde sus inicios, y a partir del anuncio de su separación de Federline a finales de 2006 se sucedió una intensa ofensiva mediática que llevó a la cantante a transformarse radicalmente, lo que la llevó incluso a perder la custodia de sus dos hijos a mediados de 2007.8​ Pero tampoco ayudó que en 2007 se anunciara que su hermana menor Jamie Lynn Spears, quedara embarazada a la temprana edad de 16 años.

El 2007 fue declarado el año de Britney Spears, por sus interminables problemas personales (consumo y abuso de sustancias nocivas, entrada y salida de clínicas de rehabilitación, pérdida de la custodia de sus hijos, problemas familiares y tutela propia concedida a su padre). Su presentación en los MTV Video Music Awards de ese mismo año, la única en la que logró promocionar su quinto álbum de estudio, demostró que sus problemas personales también se vieron reflejados en su carrera.

Creo que me casé por las razones equivocadas. En lugar de seguir mi corazón y hacer algo que me hiciera realmente feliz. Solamente lo hice porque…por la idea del matrimonio y todas esas cosas.

Britney Spears, noviembre de 2008.