Chrissie Hynde

Chrissie Hynde

07 de Setiembre de 1951

Nace Christine Ellen Hynde en Akron,Ohio, conocida como Chrissie Hynde, cantante, guitarrista y compositora de rock estadounidense, fundadora y único miembro original del grupo The Pretenders.

La ciudad de Akron, Ohio, es célebre por sus fábricas de neumáticos y ha sido la sede, entre otras, de las firmas Goodyear y Firestone. Hynde estudió en el instituto de esta última, y reconocía que:

Nunca me interesó mucho la escuela. Vamos, que nunca fui a un baile, nunca tuve una cita, ni tuve ninguna relación. Se convirtió en algo bastante horrible para mí. Excepto, por supuesto, que podía ir a ver a los grupos, y eso era un puntazo. Iba a Cleveland para ver a cualquier banda. Así que estaba casi siempre enamorada, pero la mayoría de las veces de chicos de grupos y a los que jamás conocí. Para mí, saber que Brian Jones había estado allí, y después Iggy Pop había estado allí, hizo que me costara interesarme en los chicos que estaban a mi alrededor. Tenía… cosas más importantes en mente.

Junto con la música, Hynde tenía una segunda obsesión: cuando a los doce años, en la escuela le pidieron redactar un poema basado en su palabra favorita, la escogida fue Inglaterra, lugar de origen de sus héroes de adolescencia (Beatles, Kinks, Rolling Stones, Jeff Beck).

Estudia Bellas Artes en la Universidad de Kent. Experimenta con la contracultura, el hippismo, las drogas, el vegetarianismo y la mística oriental. Entra a formar parte de una banda (donde coincide con Mark Mothersbaugh, también de Akron y luego en Devo), y es testigo en 1970 de la masacre que tuvo lugar en esa Universidad (conocía a Jeffrey Miller, una de las víctimas). Tras acabar sus estudios alterna diversos trabajos, entre ellos el de camarera, para sobrevivir y costearse el viaje a Inglaterra.

En 1973 consigue trasladarse a Londres, donde encuentra un puesto en un estudio de arquitectura, que abandona después de ocho meses. Es entonces cuando conoce al crítico británico de rock Nick Kent con el que inicia una relación y que le proporciona una plaza de redactora en el semanario New Musical Express (NME). Pero esto tampoco duró y acabaría por trabajar de dependienta en la entonces desconocida boutique SEX —propiedad de Malcolm McLaren y Vivienne Westwood, desde donde saltarían más tarde a la fama mundial Sex Pistols y la estética punk británica— para ser despedida por un altercado con un cliente.

Desde allí se traslada a Francia, donde trata sin éxito de reunir una banda, para regresar a Cleveland en 1975 y de nuevo a Francia en 1976, repitiendo el infructuoso intento de formar un grupo.

Regresa entonces a Londres, en pleno inicio del estallido del movimiento punk. A finales de 1976, Hynde contesta al clásico anuncio en la revista Melody Maker donde se reclutan músicos para un grupo, y participa en una audición para quienes luego serían 999. Jon Moss (Culture Club) o Tony James (Generation X) pasaron también por esas audiciones. ​ Comienza entonces a entablar relación con los componentes de Sex Pistols y el Bromley Contingent, estrafalario grupo de seguidores de la banda (en una entrevista a principios de los 90 declaró que estuvo a punto de convertirse en la “Señora de Sid Vicious”, antes de la relación de este con Nancy Spungen, y se especula con que su propósito fuese conseguir la nacionalidad británica).

Los intentos de Chrissie Hynde por entrar a formar parte de una banda se suceden: primero, junto a Mick Jones (más tarde en The Clash); luego, con Masters of the Backside (donde Malcolm McLaren le buscó un puesto como guitarrista, pero los futuros miembros de The Damned le pidieron que abandonara el grupo); y más tarde, con la banda de Johnny Moped. Mick Jones invitó a Chrissie a acompañar a The Clash durante su primera gira por Gran Bretaña. De aquella época, Hynde recuerda:

Fue estupendo, pero se me rompía el corazón. Deseaba tanto estar en una banda… E ir a todos los conciertos, verlo tan de cerca, vivir en ello y no tener un grupo era devastador para mí. Cuando me fui, le dije: “Muchísimas gracias por dejarme venir”, y me volví y me crucé llorando todo Londres en el metro. Todos aquellos a los que conocía en la ciudad estaban en algún grupo. Y allí estaba yo, como la auténtica perdedora, ¿sabes?; realmente la perdedora.

En un último y breve intento se incorpora a The Moors Murderers en 1978, con Steve Strange (futuro Visage) como cantante, Vince Ely en la batería, y Mark Ryan y Chrissie Hynde como guitarristas. El nombre del grupo, en honor a Ian Brady y Myra Hindley, una pareja de asesinos de niños, bastó para generar polémica y que Hynde se distanciara de él, tal y como explicó en el NME:

No estoy en el grupo, sólo ensayo con ellos. Steve Strange y Soo Catwoman tuvieron la idea del grupo, y me pidieron que les ayudara con la guitarra, cosa que hice, aunque yo estuviera formando mi propio grupo y lo esté haciendo aún.

Finalmente, una de las maquetas grabadas por Hynde llega a manos de Dave Hill, propietario de la discográfica Real Records. Hill comenzó a intervenir en la dirección de su carrera musical, empezando por saldar el alquiler del local donde ensayaba la artista, y aconsejándole que se tomara el tiempo necesario para reunir una banda.